Home Noticias
Category:

Noticias

Durante mucho tiempo se pensó que la tecnología iba a quitarle trabajo a muchas personas. Las grandes innovaciones tecnológicas que comenzaron finales del siglo XX, trajeron muchos problemas en las relaciones personales pero ventajas laborales cada vez más significativas.

Las empresas de paquetería utilizan softwares para calcular sus rutas que permitan a los conductores tener la mayor cantidad de derechas continuas, evitando así semáforos y ahorrando gasolina por estar en constante marcha.

Las aerolíneas comerciales, más allá de sus GPS, también estudian las mejores rutas para ahorrar gasolina y hacer mejores tiempos en el aire.

El fútbol no es ajeno a esto; empresas como GotPro se encargan de crear calendarios para las ligas, siguiendo parámetros como transporte, vialidad, rivalidades, disponibilidad de estadio y policías, calendarios anteriores, etc, y así dar a las ligas y equipos una herramienta que no solo bajará costos operativos en los viajes, sino que ayudará al jugador a tener menos fatiga por los tiempos de desplazamiento jornada a jornada.

La tecnología es una poderosa herramienta que no solo ayuda al árbitro con el VAR o la línea de gol, sino que también a los equipos para prevenir lesiones o fichar de manera correcta.

Olocip, una empresa de Esteban Granero (futbolista del Espanyol), se encarga, mediante algoritmos, de definir variables en las que un equipo pueda sacar ventaja sobre otro.

Olocip, bajo el mismo sistema, también se encarga de “predecir” el rendimiento de cada futbolista en un partido determinado o durante toda una temporada y sus porcentaje de similitud con otro jugador.

Tras la salida de Godín del Atlético de Madrid, el conjunto rojiblanco ha recurrido a Olocip para conseguir un recambio, fijándose en España en Maripán y Cabrera; en Inglaterra en Tarkowski, jugador del Burnley que ha despertado interés del Manchester City y Liverpool y en Italia en Chiellini y Albiol; jugadores que según el software de la compañía de Esteban Granero, funcionarían mejor en el equipo de la capital española durante la siguiente temporada, debido a los compañeros que lo rodean, su estilo de juego, estadísticas y similitud con Godín en la actualidad.

También existen numerosas empresas como Zone7, creada por dos israelíes que gracias al Big Data, predicen lesiones de los deportistas elite en un 95% y con su sistema, reducen en un 75% el potencial de lesiones.

Instat, Wyscout, Prozone, Match Analysis, OptaSports, SAP y muchas otras más, son empresas dedicadas a la recolección de datos para un posterior análisis, y que así los equipos puedan planificar sus temporadas de la mejor manera posible.

El mercado de fichajes y la construcción de un equipo de fútbol no es algo sencillo, pero la industria del deporte está llena de opciones para hacerlo de manera correcta.

Por ejemplo, Duvan Zapata fue el segundo máximo goleador de la Seria A con 23 goles y Papu Gómez el que más pases clave dio con 107. El Atalanta cuenta con dos joyas para jugar la fase previa de la Champions por primera vez en su historia, pero en caso de que alguno de los dos decidiera abandonar el equipo para asumir un nuevo reto, los de Bérgamo podrían acudir a Olocip para buscar al jugador que más se le parezca — En ligas alternativas para no gastar grandes cifras y seguir inflando el mercado — , luego utilizar OptaSports para analizar a detalle sus estadísticas y posteriormente ir a Instat o Wyscout, verlo jugar y acceder a los informes como referencia.

Una vez realizado todo este estudio, Zone7 puede darle luces al equipo sobre la cantidad de lesiones del jugador y como prevenirlas en caso de ser recurrentes. Al tener un panorama claro, se pueden estudiar casos de éxito de la nacionalidad del jugador en el país, en este caso Italia, y tomar en cuenta el factor humano para realizar un informe completo en el que se minimice el margen de error.

Fichar no es tarea fácil y menos hoy en día en donde la información se encuentra hasta debajo de las piedras. Utilizarla inteligentemente es lo que dará a los equipos pequeños una ventaja competitiva sobre los ricos, que cada vez más parecieran fijarse en las estadísticas básicas y no en un verdadero estudio que potencie al plantel.

0 comment
1 FacebookTwitterLinkedinWhatsapp

Adolfo Pedernera, uno de los líderes de la Máquina de River Plate de 1936 a 1945 trae el primer recuerdo del falso 9, aunque fue el húngaro Nándor Hidegkuti su primer gran intérprete en los años 50.

Luego han pasado varios futbolistas de la talla de Alfredo Di Stéfano, Johan Cruyff o hasta el mismo Totti desempeñando este rol.

El falso 9 es una metamorfosis del delantero. Es aquel jugador capaz de bajar a pivotear saliendo del área, para así apoyar en el juego ofensivo de su equipo. Posee características de gran pasador pero también debe ser definidor.

Corría el año 2009 y el falso 9 parecía estar extinto. Pep Guardiola no solo llegó al Barça para revolucionar al fútbol con su juego de toque, sino para revivir aquella posición que su gran maestro, Johan Cruyff, ocupó para maravillar al mundo.

Messi, que solía ocupar la banda derecha para así enganchar de manera explosiva y disparar de izquierda, cambió de posición con Samuel Eto’o. El astro argentino pasó a ocupar la posición de falso nueve, dejando a Cannavaro y Metzelder sin opciones (pareja de centrales de aquel momento en el Real Madrid).

Metzelder aseguró después del partido que se volteó con Fabio Cannavaro, último defensor en ganar el Balón de Oro, y le dijo:“¿Qué hacemos? ¿Le seguimos al mediocampo o nos quedamos atrás?”. No supimos qué camino tomar y fue imposible agarrarlo”.

2–6 fue el resultado histórico, con una gran actuación de Messi que volvió a poner al falso 9 de moda.

Hoy tenemos a varios equipos que lo utilizan: El Liverpool campeón de Champions ocupa a Roberto Firmino en esta posición, aprovechando la velocidad de Mané y Salah; el Real Madrid con Benzema hace algo parecido y el Ajax que sorprendió al mundo también lo practica.

El falso 9 puede darte un jugador más como enlace con el mediocampo, pero para sacarle el mayor provecho, el equipo debe contar con jugadores capaces de anticiparse a los movimientos del rival y también del compañero, para así realizar permutas. Es decir, ocupar el espacio dejado por el jugador del equipo propio.

Van de Beek, Ziyech y Neres hacen esto a la perfección con Tadic. Benzema de igual manera con Cristiano Ronaldo (antes de que se fuera a la Juventus) y Bale o Lucas Vazquéz, así como Salah y Mané lo hacen casi automático con Firmino.

El falso 9 es una gran variante para cualquier sistema de juego pero debe utilizarse de manera correcta, debido a que si los compañeros no tienen las características como para acompañarlo y realizar permutas, el delantero terminará perdido dentro del terreno de juego y cortando los circuitos más importantes del ataque: La construcción y la finalización.

Los interpretes dentro de la cancha deben tener capacidades por encima del resto de sus compañeros de profesión, lo que demuestra que el 9 de área no es una figura en extinción, sino todo lo contrario; es una posición en evolución.

Para seguir los cambios de los delanteros de área, es una obligación seguir los partidos del Manchester City y los movimiento de Agüero, así como los cambios de sistema cada vez que juegue Luka Jovic en el Real Madrid y Quincy Promes en el Ajax; estos dos últimos, nuevas incorporaciones en sus equipos y con características distintas a los delanteros titulares de sus respectivos planteles. Tendrán que transformarse, no para sobrevivir en su nuevo entorno, sino para aportar cosas distintas, agregándole nuevas características a su juego fuera del área.

0 comment
2 FacebookTwitterLinkedinWhatsapp

Una vez le escuché a un famoso futbolista brasileño decir que los mejores jugadores de aquel país jugaban en las favelas y no a nivel profesional.

También en el documental The Other Kids, Fernando Torres revela que el tuvo la suerte de dedicarse al fútbol pero que entre sus compañeros, habían jugadores mucho mejores que él pero sin su suerte.

El fútbol no es solo saber patear la pelota, es preparación física, mental, personal y sobre todo mucha determinación.

Casos sobran: Carlos Bacca pasó de vender pescados en las calles de Colombia y de jugar en la segunda división de Venezuela, a ser mundialista; Dani Alves de la segunda división de Brasil al Sevilla y detrás de la fama de Roberto Firmino hay una gran curiosidad.

Lutz Pfannenstiel, ojeador del Hoffenheim, descubrió a Firmino jugando Football Manager. El rendimiento virtual del brasileño que jugaba en el Figuerense de la segunda división carioca sorprendió a Pfannenstiel que comenzó a seguir sus partidos de cerca.

El Hoffenheim desembolsó 3 millones de euros por Firmino y tras 153 partidos en la institución, el Liverpool puso 40 millones sobre la mesa y se lo llevó.

Tantos casos de éxito nos demuestran que hay mercados alternativos, pero también hay jugadores alternativos dentro de países “de moda” con mercados inflados en donde un jugador cuesta más por su nombre o pasaporte que por sus características técnicas, tácticas, físicas y mentales.

Hay equipos que no tienen el tiempo de formar jugadores y necesitan fichar para competir por todos los títulos de una temporada, pero esto no es excusa para fichar mal.

Para contratar a un jugador se deben tomar en cuenta distintas variables colectivas e individuales, además evaluar el entorno del jugador a contratar y las características de los compañeros que lo rodean.

Por ejemplo: Papu Gómez tuvo 107 pases clave en toda la temporada en la Serie A con el Atalanta. El rendimiento del argentino viene directamente relacionado con las características de sus compañeros y la actualidad del equipo. Ficharlo para un equipo que no cuente con jugadores que puedan rodearlo de la manera adecuada, significaría un retroceso económico para el equipo que solo vea sus números y no su rendimiento dentro de la cancha.

Otro caso que llama poderosamente la atención viene de la Premier League: Raúl Jiménez, con 13 goles y 8 asistencias, costó alrededor de 40 millones de euros al Wolverhampton, mientras que Salomón Rondón con 11 goles y 5 asistencias, tiene un valor de mercado de 15 millones.

Si comparamos a estos dos jugadores, vemos que son delanteros que cumplen con lo que les piden en sus respectivos equipos. Raúl Jiménez tiene mayor capacidad para jugar fuera del área, mientras que Rondón cumple el trabajo de pelear balones aéreos con los centrales y ganar tiempo y espacio gracias a su fortaleza física.

El tipo de juego de los equipos de Rondón suele ser directo, aprovechando al delantero venezolano para imponerse con su cuerpo a los rivales y así crear ocasiones de peligro.

Aunque las características de ambos delanteros son distintas, cada uno tiene lo que todo equipo busca: Goles y asociación con sus compañeros. Los números, luego de analizar brevemente sus mayores virtudes, hablan por sí solos.

¿Por qué Jiménez cuesta 40 millones y Rondón 15 jugando en la misma liga? ¿Por qué Rondón cuesta casi 3 veces menos que Jiménez jugando en un equipo inferior al del mexicano y teniendo números parecidos?

Hay mercados de moda. Un jugador muchas veces cuesta más que otro por su nombre y el país del que proviene. Hoy en día, con tantas herramientas tales como SAP, Instat, Wyscout, Prozone, Amisco, Opta, Match Analysis, StatDNA, Scout7, Stats y pare usted de contar, se pueden conseguir verdaderas gangas con un buen trabajo de scouting. El secreto está en acudir a mercados alternativos y evaluar al jugador según su rendimiento individual y colectivo; analizando si encaja en el equipo y siempre en comunicación constante con todos los departamentos involucrados: Dirección Deportiva, Dirección de Categorías Inferiores, Dirección Financiera y Cuerpo Técnico, para así tener un debate enriquecedor en el que se minimicen los márgenes de error, se evalúe la actualidad del equipo y los pros y contras de fichar a un jugador para los jóvenes emergentes de las categorías inferiores, la capacidad financiera del equipo en ese momento y la viabilidad de un posible fichaje, la actualidad de cada uno de los jugadores del primer equipo y además la posibilidad hacer negocios a futuro tanto por derechos de formación del jugador, como futuras ventas.

Fichar es fácil, lo difícil es hacerlo bien.

0 comment
2 FacebookTwitterLinkedinWhatsapp